Hemos llegado a la semana 3 del reto, te propongo un reto, y hoy haremos foco en el término SALUDABLE, ¿que entendemos por saludable?
Según la definición de la RAE saludable es aquello que es bueno para la Salud, que resulta provechoso o beneficioso.

Por lo tanto la compra saludable es todo un reto y atenderá tanto a la calidad, provecho y beneficios que estos productos aportan a nuestra salud. Hoy os vamos a detallar cómo hacer una compra saludable atendiendo sólo a aquellos alimentos que aportan beneficios a nuestra salud.

Antes de continuar me gustaría recordaros una práctica que os compartí en uno de los primeros artículos y es la de elaborar una lista de los imprescindible y una lista de la compra de los PRESCINDIBLE o incluso diría una lista de los PROHIBIDOS. Te dejo un articulo relacionado.

El término prohibido no es un término que me seduzca, pero si es cierto que tiene un poder psicológico inmediato sobre el que lo lee, ya que lo asociamos automáticamente a lo que no debemos hacer y por tanto a lo que es suceptible de generar remordimientos.

Reto compra saludable :¿Cuáles son los alimentos prohibidos?

Por un lado deberemos eliminar de nuestra lista de compra todos aquellos alimentos que no aportan nutrientes. Puede parecer poco lógico que haya alimentos que no aportan nada a nuestra Salud más que energía, pero una energía que carece de nutrientes. Son las llamadas calorías vacías.

Estaríamos hablando de:
  1. Snacks y aperitivos salados y de sabores en general, se componen de harinas y/o almidones, grasas hidrogenadas y sal cuyo consumo excesivo continuado puede llevar a generar sobrepeso, obesidad o hipertensión.
  2. Bebidas azucaradas y carbonatadas, contiene una gran cantidad de azúcar. Un botellín de refresco de cola de 250 ml aporta unos 25 g de azúcar. Si nos referimos a una lata de 33cl, la cantidad de azúcar sube a unos 35g. Para hacernos una idea, estaríamos hablando de unos dos sobres y medio de azúcar para el botellín, y de cuatro sobres para la lata. Estas cantidades de azúcar supondrían alrededor de la mitad de azúcar que se recomienda consumir al día.
  3. Bebidas alcohólicas, el alcohol aporta 7 Kcal/g que no son utilizables por el organismo. El consumo excesivo de alcohol causa hipoglucemia, acidosis, cetoacidosis y, a la larga, hígado graso.
  4. Ciertas bebidas isotónicas, a base de agua, azúcares y sales minerales. El consumo de estas bebidas fuera de prácticas deportivas puede favorecer al desarrollo de sobrepeso al aportar un exceso de azúcares, entre 20 y 26 g de azúcar por lata (2-3 sobres de azúcar).
  5. Productos elaboradas, salsas, cremas… este tipo de alimentos preparados que solemos encontrar en los stands del súper pueden ser muy cómodos para evitarnos el tiempo de elaboración que conlleva hacerlos caseros, pero debes saber que al estar preparados de manera industrial incluyen un aporte excesivo de azúcares en su proceso de fabricación.
  6. Bollería y repostería industrial, aportan azúcares e hidratos de carbono refinados, además de grasa.
  7. Fritos, incorporan una gran cantidad de grasa, existen variedades de patatas fritas de horno, requieren menos cantidad de aceite para su cocción y por tanto son más saludables.

Reto compra saludable: ¿Con qué alimentos puedo sustituirlos?

Ahora toca hacer la lista de los alimentos imprescindibles cuyo consumo supone realmente un gran beneficio para nuestra salud. Estaríamos hablando de:

  1. Frutos secos naturales, sobretodo nueces, avellanas. poder aprovechar todos los beneficios de los frutos secos es importante que los consumamos sin procesar, ya que, si se tuestan, se pierden gran parte de sus propiedades. Su consumo aporta innumerables beneficios para nuestra salud, regulación del colesterol, correcto tránsito intestinal, controlan la diabetes tipo II según algunos estudios. Son los mejores sustitutos para los snacks.
  2. Compra frutas de temporada, sustituye los zumos de brick por zumos de fruta natural elaborados al momento. Si tienes una batidora no te costará nada, y podrás comprobar como su consumo diario te aporta beneficios instantáneos como ligeraza, energía y vitalidad. Además hay numerosas recetas de zumos que pueden ayudarte con determinadas dolencias.
  3. Dentro de lo posible sustituye el alcohol por bebidas sin alcohol, aunque he de decirte que estas bebidas también aportan calorías vacías, por lo que es mejor que moderes su consumo.
  4. Compra verduras de hoja verde, puerros, apios y tomates. Si te gustan las salsas elaboralas tu misma. Una salsa de tomate casera puede conservarse en la nevera durante una semana sin problema.
  5. Lo mismo con la bollería, elabora en casa galletas o bizcochos. Si lo conservas dentro de una lata pueden durarte entorno a una semana en perfecto estado. Como curiosidad te contaré que hay una modalidad de bizcocho inglés del que se encontró una lata con 150 años de antigüedad y el bizcocho estaba en perfecto estado. Prueba a realizar esta bollería con miel o sirope de agave en vez de con azúcares refinados.
  6. Compra alimentos que estén ricos asados al horno, en papillote, a la plancha o al vapor, como p.e pesncados, carnes magra y/o pollo. De esta manera todo sabrá fenomenal y te será mucho más fácil la transición de lo prohibido a lo debido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies