“Seamos razonables y añadamos un octavo día a la semana dedicado exclusivamente a leer” –   Lena Dunham

 

Leer es  un acto libre que se hace por placer, por entretenimiento, donde las palabras te van atrapando y te llevan a otro lugar. Hay situaciones o personajes con los que conectas porque te recuerdan a tu vida, a tu familia, a tus circunstancias o a situaciones pasadas. Cuando lees se crea un espacio donde todo es posible en el cual todos tus sueños tienen cabida. Se abre ante tí un mundo lleno de posibilidades donde no hay límites, no hay fronteras, normas ni reglas, sólo existe. 

Aún a día de hoy recuerdo una de mis historias favoritas durante mi niñez. Seguramente muchas de vosotras la conocéis ya bien sea por su libro o por la película, esta es la historia interminable. 

Desde el principio su magia me cautivó, me transportó a un lugar maravilloso. Conecté desde el inicio con el personaje que justamente es un niño que encuentra el libro y mientras va leyendo e introduciéndose más en la historia ésta lo va cautivando.

Así me sentí y así me sigo siento a día de hoy, ya que vuelve a conectar con esos sentimientos y emociones que surgieron en mí por aquel entonces. 

La magia de la lectura es eso, te permite conectar con rincones de nosotras mismas inexplorados, nuevos o simplemente con aquellos que aparentemente permanecen adormecidos. Incluso es una manera de darle rienda suelta a nuestra creatividad acompañada de una gran dosis de imaginación.

 

Foto de Lucas Souza en Pexels

Mantén en forma tu mente 

 

Practicar la lectura es un beneficioso ejercicio mental. Igual que hacemos rutinas para mantenernos saludables con el resto de nuestro cuerpo, introducir el buen hábito de leer cada día 30 minutos es una excelente vía para el cuidado de nuestra mente. 

Existen muchos beneficios adquiridos a través de la lectura, entre los cuales se encuentran favorecer la concentración y la empatía y prevenir la degeneración cognitiva. 

Incluso hacer una buena selección de libros ayuda e incentiva a imaginar y crear una vida más acorde con nosotras, nuestras necesidades o proyecciones.  

Cuando leemos nuestro cerebro trabaja de manera muy activa. Para nosotras pasa desapercibido pero mientras estamos leyendo se producen nuevas conexiones neuronales, el hemisferio izquierdo está en movimiento activando diferentes áreas de nuestro cerebro y la corteza inferotemporal se activa ya que es la que tiene la capacidad de reconocer palabras para después enviar esta información a otras regiones cerebrales. 

Leer modifica el cerebro teniendo repercusiones en el desarrollo intelectual. Según los neurólogos, existe más materia gris y neuronas en personas lectoras. 

 

Predicar con el ejemplo

 

Parece que con la llegada de la tecnología y el ritmo de vida que llevamos para poder “sobrevivir” adaptándonos a la sociedad actual, en ocasiones nos ha obligado dejar de lado el buen hábito de leer. 

Como personas adultas tenemos la responsabilidad de seguir cultivando a la nuevas generaciones la pasión por la lectura. 

Crear y facilitar espacios y tiempo para enseñarles a aprender la disciplina de leer diariamente se ha convertido en un deber prioritario en la actualidad.  

Como ya sabemos, las más pequeñas y pequeños hacen por imitación así el cambio o hábito debe empezar en ti. Nuestro cerebro no está diseñado para la concentración, está diseñado para estar constantemente en alerta. Así acompañarlos en este proceso es primordial ya que les permite desarrollar su capacidad de concentración. 

El mejor truco para incentivar la lectura es potenciar la curiosidad, transmitirles la pasión por descubrir mundos, por conocer historias y personajes. 

Hoy se celebra el día del libro y por eso quiero, con este humilde artículo y sin ninguna pretensión, hacer un pequeño homenaje a la lectura y a todas las escritoras. divulgadoras y lectoras que a través de su conocimiento, experiencias, imaginación, pasión o creatividad, crean, difunden, alimentan y expanden la magia de la lectura. 

Gracias a todas vosotras por seguir contribuyendo y alimentando tan precioso legado. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies