LA IMPORTANCIA DE LOS CUIDADOS CORPORALES

Estamos en vacaciones y nuestra rutina cambia, estés disfrutando de unos días en la playa, de vuelta ya en tu casa, o disfrutando de cualquier otro tipo de descanso; es fundamental conocer que cuidados corporales extras necesita nuestro piel y cabello para mantenerse sanos.

En cuidados corporales: cuida de tu piel y cabello, vamos a conocer todos los cuidados necesarios de la mano de nuestra Nutriciolista, la cuál nos facilitará una serie de recomendaciones. (Más artículos de nuestra NutricioLista aquí https://bemindbienestar.com/cuidados-corporales-parte-ii/)

Cuidados Corporales: de la piel

Es importante tener en cuenta que la piel, además de ser nuestro órgano más extenso, es el órgano más expuesto a los agentes externos: polución, radiación solar, abrasiones, etc. Hoy nos vamos a centrar en cómo protegernos de la radiación solar y de la polución, sobre todo en ésta época del año.

Para ello es preciso conocer lo siguiente:

  • La polución provoca que nuestra piel se vaya apagando poco a poco. Unidos a los efectos de una piel apagada se une la tirantez del rostro así como la sensación de sequedad. Si no atacamos estos síntomas antes de exponernos a la radiación solar, estaremos creando el caldo de cultivo perfecto para que nos aparezcan manchas en la piel.
  • Si nos exponemos al sol con la piel estropeada por las manchas, lejos de mitigarlas, la exposición solar va a potenciarlas, siendo muy difícil que desaparezcan por sí solas posteriormente.
  • Además tenemos que tener en cuenta que las cremas solares en las que aparecen los códigos UVA/UVB sólo nos protegen de la radiación de éstos rayos, pero el espectro solar es mucho mayor.

Cuida tu piel

  • En primer lugar es aconsejable mantener unos cuidados básicos durante todo el año. Existen tres pasos fundamentales llamados LRP, limpiar muy bien la piel dos veces al día; retirar los restos de la polución y suciedad de las capas menos superficiales con un buen producto desincrustante y por último proteger nuestra piel. Realizar estos pasos de manera diaria y regular durante todo el año es fundamental para tener nuestra piel a punto para el verano.
  • En segundo lugar, si no has sido capaz de mantener una rutina de cuidados diarios y te han aparecido manchas, lo mejor será que visites a un especialista que pueda eliminar estas manchas antes de que te expongas al sol.
  • Por último, utiliza productos de calidad que te protejan realmente de toda la radiación solar, sobre todo si tienes la piel manchada. Las pantallas totales cubren la piel demasiado, impidiendo que respire y por lo tanto acumulando toxinas. Es precisamente ésta acumulación de toxinas la que acentuará más aún las manchas.

Cuidados Corporales: cuida tu cabello

Así como la piel requiere de unos cuidados previos antes de la exposición a la radiación solar, tenemos que decir que el cabello no los requiere tanto antes sino más bien durante.

La exposición de nuestro cabello a los rayos del sol provocan alguno de estos efectos:

 

  • El sol provoca la oxidación y formación de radicales libres, lo que hace que se altere la cisteína. La cisteína es el principal constituyente de la queratina, compuesto fundamental de un cabello sano. Un déficit de queratina hace que las puntas se rompan y la melanina se aclare, con la consecuente pérdida de color.
  • Los rayos solares, el cloro de las piscinas, el mar, la arena, el viento y la humedad, también afectan al  equilibrio del cabello, deshidratándolo con el consecuente quebrantamiento del mismo o puntas abiertas.
  • El sol también altera la cutícula del cabello provocando la pérdida de agua dando lugar a la aparición de un pelo opaco sin vida.
  • Productos químicos como el cloro barren con los aceites naturales del cuero cabelludo provocando irritación y sequedad del pelo.

¿Cómo puedo cuidar mi cabello en verano?

  • Muchos de los problemas citados más arriba tienen que ver con la deshidratación tanto del cabello como del cuero cabelludo, por lo tanto el primer paso para prevenir la aparición de estos efectos será mantener nuestro cabello bien hidratado. Utiliza mascarillas y evita geles, espumas o lacas que resecan y endurecen el cabello.
  • Evita someter al pelo a una decoloración si vas a irte de vacaciones a la playa o si vas a utilizar a diario la piscina. Las decoloraciones son abrasiones al cabello, es una despigmentación no natural que permite a tu cabello estar más claro. El sol y el cloro tienen el mismo efecto, por lo que si te sometes a una decoloración, los efectos se verán potencialmente incrementados, dando el aspecto de estropajo.
  • Evita utilizar en exceso secadores y/o planchas, el cabello es muy sensible a los cambios y las altas temperaturas y todo junto podría hacer que pierda vida rápidamente.
  • Una forma simple y efectiva de minimizar los daños causados por el agua salada o el cloro de la piscina es mojando tu pelo con agua de las duchas que hay tanto en las piscinas como en las playas. Esto te ayudará a eliminar el exceso de sal y cloro de tu melena impidiendo que la misma se seque tras todo un día expuesta al sol.
  • Por último, tanto para mantener una piel como un cabello sano es fundamental hidratarse por dentro, así que bebe mucha agua. (Tienes un interesante artículo eterno sobre la hidratación aquí https://www.importancia.org/hidratacion.php)

Y hasta aquí los consejos de hoy. La semana que viene os daré el listado de cuidados nutricionales para la época estival en nuestro artículo Cuidados corporales parte II. Hasta entonces os deseo una feliz semana!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies