“Sueña en grande y atrévete a fallar” –

Morgan Vaughan

 

<a href="https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/fondo">Vector de Fondo creado por pikisuperstar - www.freepik.es</a>

Cómo emprendedoras cada vez que lideramos o coordinamos un proyecto empresarial, tenemos la responsabilidad primero para con nosotras y después con el resto de personas involucradas, de fijar un plan que marque el rumbo hacia el propósito de dicho proyecto. 

Independientemente de cuál sea la fase en la que se encuentre tu proyecto es imprescindible crear un mapa del negocio.

Este mapa permite principalmente conocer donde te encuentras en este momento y hacia dónde quieres dirigirte.

A voz de pronto puede parecer sencillo y además podemos creer que tenemos una visión muy clara al respecto. Lo cierto es que para saber si realmente lo que parece tan obvio si no se plantea o se plasma de manera concisa puede llevarnos a equívocos.

 

QUE ES UN MAPA

 

Crear un mapa de negocios o mapa de proyecto empresarial se refiere a plasmar aquellas actividades que están involucradas en la definición de lo que se hace en dicho proyecto, quién es responsable, cuáles son los estándares que se marcan para alcanzar el proceso del proyecto y cómo se puede determinar el éxito de éste. 

 

HAZTE LAS PREGUNTAS CORRECTAS

 

Para poder crear este mapa es importante que te realices ciertas preguntas y te ayuden a cuestionar y replantear tus ideas asegurando que realmente el plan se ajusta y sostiene el propósito. 

Con el objetivo de obtener claridad y precisión durante la confección a continuación detallo unas preguntas que sirven de soporte durante el proceso:

<a href="https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/fondo">Vector de Fondo creado por rawpixel.com - www.freepik.es</a>

¿En qué tipo de negocio estoy?

 

Contestar esta pregunta tiene como objetivo saber exactamente cuál es la finalidad última del proyecto. Es decir, puedes plantearte tu negocio con un simple cometido de vender X producto. Lo que aquí se plantea es ir más allá y ver que dejando a parte lo más evidente o “mercantil” conseguir definir aquello que puede marcar la diferencia con respecto a tus competidores. Esto por ejemplo puede ser ya bien sea, a parte de vender X, generar una experiencia u otro ejemplo sería crear un espacio con la finalidad de generar un impacto o beneficio concreto en el cliente final.

 

¿En qué tipo de negocio estoy realmente? y ¿cómo está?

 

¿Qué tan útiles son estas preguntas?. Tener un mapa de negocios significa encuadrar tu proyecto en términos que te permitan detectar oportunidades y amenazas que por el contrario podrían pasar desapercibidas. Saber en qué negocio estás realmente involucrada significa tener un conocimiento profundo de este, de tu cliente y del valor que obtiene de tí. 

Una vez sabes realmente cómo ofrecer más valor de una manera consistente comparado con cualquier otro competidor existente en tu mercado o ámbito de actuación, estarás en una mejor posición para identificar dónde te encuentras ahora y que necesitas para llegar a dónde quieres estar. 

Tendrás más certeza sobre lo que tu negocio necesita para crecer y podrás dirigir mejor tu proyecto u organización de acuerdo con esa visión. Lo más importante es que entenderás en qué negocio necesitas estar para convertirte en la fuerza dominante del mercado. 

Las siguientes preguntas que nos podemos hacer son:

 

¿Por qué empezaste en este negocio inicialmente? y ¿por qué sigues en este actualmente?

 

Los negocios necesitan de una gran inversión de energía si realmente quieres llevarlo al éxito. La energía puede tener momentos de desgaste por eso es imprescindible tener una razón y visión de un propósito que ciertamente te apasione y que este sirva o tenga como objetivo algo más grande y con impacto en otras personas encaminado a ir más allá de una misma. Aprovecha tu pasión para mantener el rumbo y seguir avanzando. 

 

Alguna vez te has planteado o cuando fue la última vez que te preguntaste ¿quién eres? ¿quién es tu actual cliente y qué necesita?

 

¿Eres productora, eres empresaria, eres directora? Aquí no hablo sobre lo que indica en tu firma o tarjeta, se trata de lo que realmente sientes. Alinea tu verdadera naturaleza con el papel que desempeñas. No te obligues ni intentes encajar en puestos o funciones donde tu verdadera naturaleza se puede sentir incómoda.

Si realmente estás donde tienes que estar desempeñando las funciones correctas podrás ofrecer un mejor servicio tanto a tus clientes como a tu negocio. 

 

¿Dónde te encuentras en el mercado, en la industria o en tu compañía?, ¿qué necesitas para prepararte para la próxima temporada?

 

Una parte importante del éxito se debe a saber hacer lo correcto en el momento correcto. Lo mejor que puedes emprender es identificar dónde te encuentras exactamente ahora y detectar cuales son las oportunidades que se te presentan.

 

¿Cuál es el próximo paso?

 

Crea y redefine de manera continuada el mapa de negocios. Tener un mapa claro nos sirve para saber en todo momento cuál es la dirección que debemos tomar, nos ayuda a mantenernos en el camino correcto y poder así alcanzar los objetivos propuestos en el menor tiempo posible. 

Y para finalizar, volver a agradecer y animar a todas aquellas mujeres emprendedoras que tienen la valentía de llevar a cabo su propósito de vida poniéndolo al servicio de los demás. 

Si necesitas acompañamiento para darle un impulso a tu negocio te invitamos a que conozcas nuestro programa A.D.A. para mujeres emprendedoras. Más información en el siguiente link https://bemindbienestar.com/programas-formativos-para-empresas/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies