“La cosa no va de tener ideas, es de hacer que sucedan” –

Scoot Belsky

 

Hay un elemento clave para poder ofrecer valor añadido en nuestro negocio, este se llama innovación. Incluir la innovación de manera constante y como parte de nuestra estrategia es clave para mantenernos a flote en el mercado y seguir progresando ante las adversidades de éste, incertidumbre o posibles competidores. 

El mercado siempre está a la búsqueda de novedades, y ser tú y no tu competidor quién lo ofrezca marcará la diferencia. 

Comprender y aplicar los principios que a continuación detallo, es esencial para poner en marcha un estado de evolución exitosa y constante en tu proyecto.

 

DESBLOQUEA Y DA RIENDA SUELTA A TU PODER CREATIVO DE PROGRESO

 

Determina que es aquello que está bloqueando tu empresa y no os permite ir hacia adelante. Cualquier motivación es inútil sin tener claro previamente cuál es el mejor método para operar y porque la visión puede verse estancada. Utiliza el mapa empresarial para entender dónde y cómo se encuentra tu oferta y redefine claramente dónde quieres que esté. 

 

Foto de Kaboompics .com en PexelsUN MOTIVO PARA INNOVAR

 

Sólo cuando tengas claro una visión convincente del futuro de tus productos, servicios y entrega, podrás alcanzar efectivamente tu objetivo. Inventa motivos poderosos que se conviertan en tu razón para innovar. Recuerda que la innovación puede presentarse de muchas maneras: no se trata únicamente de avances o eficiencias de alta tecnología.

También se puede innovar en cómo enfocar tu relación con tus clientes o exponer desde otra perspectiva tus productos dándole una nueva e innovadora visibilidad. 

 

VINCULA LAS CARACTERISTICAS DE TU PRODUCTO AL RESULTADO DE SUS VENTAS

 

Las empresas más exitosas están vinculando constantemente la relación entre sus productos y lo que busca el consumidor. Revisa si tu producto se puede ajustar para generar acciones de re-compra. Valora que puedes incorporar o modificar para incrementar el número de clientes y el valor de cada compra. Con mejoras escaladas puedes generar un crecimiento de ventas geométrico.

 

CREAR ESTRATEGIA DEBE CONVERTIRSE EN UNA HABILIDAD INTEGRADA

 

Una revisión trimestral no es suficiente, la estrategia debe formar parte del ADN de la compañía y que ésta pase de un hacer a un SER estrategia. Debe formar parte de la cultura empresarial de la misma manera que el servicio al cliente interno y externo así como el control de calidad.

La innovación es un hábito cotidiano con lo que constantemente re-evalúa lo que necesitan tus clientes ahora y en los próximos años. Requiere anticipación y determinación identificando nuevas oportunidades para servir mejor a los clientes a través de enfoques nuevos e innovadores.

 

Tener en cuenta los consejos anteriormente comentados puede ayudarte a crear un estado de evolución constante y exitosa en tu negocio. La innovación no tiene porque ser espectacular. No es necesario darle más protagonismo o espacio del que sea necesario, todo dependerá de las necesidades del momento, eso sí debe convertirse en una constante. 

 

En BeMind acompañamos a mujeres emprendedoras y organizaciones que estén dispuestas a innovar partiendo desde el respeto a los valores y talentos de las personas que la componen hacia una cultura de excelencia al servicio del cliente. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies